miércoles, 8 de febrero de 2012

Format C: > Are you sure? (y/n)

Seguimos con el tema de las imágenes, pero esta vez nos iremos al plano informático de los formatos.

Las imágenes se pueden agrupar en dos grandes clasificaciones:
  • Mapas de bits
  • Imágenes vectoriales
Ambas se diferencian en cómo está almacenada la información, y ello redunda sobre el tamaño del archivo.

Los mapas de bits son como una rejilla en la que cada uno de los elementos de ella, lo que conocemos como píxel, tiene un color, es decir, imaginaos las baldosas de la pared del cuarto de baño cada una pintada de un color, la pared se convertiría en una imagen en forma de mapa de bits. Al dividir la imagen en cuadraditos, os supondréis que cuanto más grande sea la imagen más cuadraditos tendrá que tener, aunque aquí entra en juego la resolución. 
La resolución lo que nos define es cuántos cuadraditos caben en la imagen, y por tanto, el tamaño que deben tener para cubrir toda la imagen.
El problema que tienen los mapas de bits es que cuando ampliamos mucho la imagen, al final llegaremos a un punto en el que podremos ver los píxeles, es decir, que perdemos calidad al ampliar la imagen.
Dentro de este grupo se encuentran los formatos JPEG, TIFF, PNG, MNG o GIF entre otros (los últimos se utilizan para imágenes animadas).

Las imágenes vectoriales trabajan de manera matemática. Cada parte de la imagen está compuesta por diferentes formas geométricas, algo parecido al juego del tangram. Por ejemplo, si pensamos en una casa de las típicas que dibujábamos cuando éramos pequeños, se puede formar poniéndole a un rectángulo, un triángulo encima. Es un ejemplo muy básico, pero más o menos, puede llegar a ilustrar cuál es el funcionamiento de este tipo de imágenes. Al estar compuestas por un montón de formas geométricas definidas de forma vectorial, al ampliar no perdemos calidad, porque lo único que debe hacer el ordenador es ampliar o reducir el módulo de esos vectores (aquí los de mates de ciencias lo entenderán un poco mejor, jejejeje)
Dentro de este grupo tenemos SVG, DXF o EPS entre otros.

Lo de las siglas de los formatos, no es más que la forma en que se estructura esa información que contienen, ya sea un mapa de bits, una imagen vectorial, un documento de texto o cualquier archivo que utilicemos con el ordenador. De ahí que surjan diferentes formatos para cada tipo de archivo. Unos son privados, como por ejemplo el GIF, que utiliza un algoritmo de compresión patentado, y otros libres como su homólogo MNG. 


El saber sí ocupa lugar: una nueva red neuronal!


miércoles, 25 de enero de 2012

Y se hizo la luz

Ahora que en informática y TIC estamos dando GIMP, hablemos un poco de la fotografía y alguno de los elementos necesarios para que podamos hacerla. 

En primer lugar, necesitamos fotones y un dispositivo que sea capaz de captarlos. Pero no cualquier tipo de fotón, sino uno que porte una determinada radiación electromagnética, en concreto dentro del espectro electromagnético visible que se encuentra más o menos desde los 400nm a los 700nm, una nimiedad con respecto a todo el espectro electromagnético. 


Igual, para algunos, esto nos parecen disertaciones elevadas que no llegamos a comprender del todo, pero gracias al estudio de esta partícula y su efecto fotoeléctrico, aparecieron los sensores digitales de nuestras cámaras, y reitero digitales, porque las analógicas trabajan con otro tipo de reacción, en ese caso química.

Un sensor de una cámara está formado por varias partículas fotoeléctricas capaces de captar la luz, que es filtrada en sólo tres colores: rojo, verde y azul (RGB), transformándola en pequeñas corrientes eléctricas. Esas pequeñas corrientes dependen del número de fotones que incidan, por eso es necesario regular el tiempo de exposición para conseguir una buena instantánea. Lugar con poca luz = mayor tiempo de exposición.

En este vídeo nos muestran sencillamente todo el proceso. 




Con esto me despido por hoy.

El saber sí ocupa lugar: una nueva red neuronal!